Seleccionar página

Durante la Conferencia de las Naciones Unidas por el Cambio Climático de 2017 en Alemania, los activistas se manifestaron en dos ruedas: buscan que gobiernos y empresas se suban a toda velocidad a la lucha por frenar el cambio climático. Hubo varios eventos en que la gente pedaleó por frenar el cambio climático, sin embargo, una resaltó por su velocidad.

Por Martín De Ambrosio

Bajo una llovizna insistente y un sol menos que tímido, un grupo de ciclistas profesionales, aficionados, funcionarios de la ONU y activistas dieron una vuelta de unos diez kilómetros por las riberas este y oeste del Rin a manera de protesta y llamado a la acción contra el cambio climático y el cuidado de los bosques, en medio de la cumbre de cambio climático de la ONU COP23 que se llevó a cabo la ciudad alemana de Bonn en 2017. El grupo de unas ochenta personas fue encabezado por ciclistas del equipo Cannondale-Drapac que, junto con algunos acreditados afortunados sin equipo propio, se subieron a bicicletas que valen “varios miles de euros”, como confesó uno de ellos, para ver qué se siente usarlas durante poco menos de una hora.

El lema del recorrido, que es también nombre de la compañía asociada al equipo deportivo, fue “<2°” y refiere a lo que la temperatura no debe subir en promedio global respecto de la era preindustrial.

Algunos recorridos en bicicleta pidiendo el fin de la quema de combustibles fósiles pasaron por varias ciudades antes de llegar a Bonn. El equipo festejó con pancartas contra el cambio climático cuando arribaron a Bruselas, capital belga y sede de la Comisión europea. Foto:  @juanluiscano 

Esta fue una de varias manifestaciones de este tipo durante el evento multilateral, donde sin bicicletas de competición, miles recorrieron las calles de la excapital germana con el mismo reclamo.

¿Por qué marchar sobre dos ruedas? “La bicicleta es ideal como forma de protesta porque necesitamos la velocidad de estos ciclistas profesionales para acelerar la puesta en marcha del Acuerdo de París, y a la vez resulta imprescindible que se imponga cada vez más como medio de transporte para bajar las emisiones que generan gases de efecto invernadero”, mencionó Vidar Helgesen, ministro de Ambiente de Noruega, en el acto previo a la bicicleteada que se llevó a cabo frente al Pabellón de la India en una de las sedes de la COP23. También expuso su posición a favor de reducir la deforestación la actriz Bianca Jagger, embajadora de buena voluntad de la Comisión Europa y fundadora de una organización que lucha por los derechos humanos, quien además estuvo en actos y eventos paralelos durante la jornada.

La protesta en bicicletas fue hecha en colaboración con el programa de la ONU llamado REDD para el cuidado de selvas y bosques que es, según dijeron los presentadores, “un tercio de la solución al cambio climático”. Al finalizar la vuelta, dejó de lloviznar y salió el sol.